Tendencias

Un otoño dulce

Esa mezcla entre los años 90 y una dulzura especial reinarán en tu armario.

Aunque aún seguimos soñando con un verano eterno, otoño prepara las mejores de sus propuestas para una temporada llena de tendencias. Quizás algunas todavía estén en proceso, ya que si las tonalidades pastel toman el relevo para el próximo otoño-invierno, sabemos que aún quedan sorpresas por llegar. Hasta entonces, existe una tendencia en concreto que ya reina entre las nuevas colecciones y que podemos empezar a lucir desde ya mismo: esa mezcla entre los años 90 y una dulzura especial reinarán en tu armario.

Desde complementos para el pelo hasta camisas o chaquetas de punto, sin olvidarnos de joyas renovadas que guardan la esencia del pasado, como es el caso de las perlas o collares dorados con adornos románticos, los mejores aliados para esta tendencia que pisa fuerte.

Las camisas de organza, con grandes lazadas al cuello y las chaquetas de punto con mangas abullonadas son la estrella que completarán tu próximo look, a lo que se suma el regreso de los vestidos babydoll o un especial deseo por los complementos para el cabello. Así, ls tendencia se describe con un tipo de camisas que ha calado fuerte en las nuevas colecciones y que se alía con chaquetas en la misma línea, así como estos vestidos que ya fueron tendencia en su día y que ahora regresan, de la pasarela a calle. En cuanto a los accesorios para el pelo, desde diademas joya hasta prendedores o lazos, regresaron de nuestra infancia de una manera inesperada y, desde entonces, no hemos encontrado la manera de volver a olvidarnos. Sobre todo, por ese especial guiño a la joyería.

Claro que todas estas tendencias guardan un poco de historia, por lo que estamos ante la misma situación que vivimos hace más o menos un año: seguimos rescatando prendas del pasado. Hace 55 años del lanzamiento del vestido babyboll y, además, se trata de un vestido que marcó la estética en los 60s. Las diademas fueron el complemento favorito de todas las mujeres de la realeza y de otras musas icónicas que marcaron un antes y un después en el mundo de la moda, y aunque parecía que se trataba de un complemento que solo tenia cabida en terreno nupcial o, como hemos dicho, royal, las diademas oversized y tipo joya saltaron de la pasarela, gracias a Padra, a la calle, convirtiéndose en el mejor aliado de estilismos inesperados. Desde inicios de esta primavera hasta hoy, y durante el próximo otoño, son el objeto de deseo junto con otros accesorios para el pelo.

Estas tendencias con una dosis del pasado vienen ligadas con joyas consideradas el broche de oro, el último escalón para un resultado final perfecto. Tesoros recién rescatados, esta sería la mejor manera de definir una de las tendencias en joyería que estará presente también el próximo otoño. Siguiendo el mismo estilo romántico, las perlas ocupan un lugar importante, mientras que los collares dorados con charms románticos son el otro gran aliado.

En definitiva, la próxima temporada promete.

Deja un comentario