Tendencias

Más allá del sello español, las joyas que están triunfando

Así son las joyas internacionales que más nos gustan. 

Las firmas de joyas que nacen en nuestro país, naturalmente, son nuestras favoritas, pero siempre podemos mirar más allá, aunque sea para un golpe de inspiración. Así es que analizamos algunas de las marcas que, fuera de España, también triunfan; diferentes estilos y maneras de crear una joya, así son las joyas internacionales que más nos gustan. 

Apples & Figs

Miné Arsay y Ezgi Turksoy, de origen turco, son las hermanas que dan vida a esta marca con el fin de combinar su estética personal y su pasión por contar historias, reinventándose la idea de la joyería fina.

Ambas se graduaron en la escuela Central Saint Martins de Londres y, en enero de 2015, dieron paso a Apples & Figs, fascinadas por la manifestación de crear un mundo de seducción e intemporalidad e influenciadas por la historia del Jardín de Edén, del que extraen cada temporada incontables figuras animales y naturales; por ejemplo, la serpiente bíblica que con el cuerpo anudado en plata brillante y dos hipnotices rubíes por ojos protagoniza pendientes, broches, anillos y collares.

Apples & Figs tiene una actitud sofisticada, con una unión entre la opulencia moderna y la nostalgia; cada joya es elaborada por los artesanos de su propio atelier, ubicado en el corazón de Estambul. Los diseños nacen del rico vocabulario de estas hermanas en el diseño de formas figurativas, historias y la sublimidad de la naturaleza.

Agmes

Agmes también es cosa de hermanas; Morgan y Jaclyn Solomon se inspiran en paisajes urbanos, en la arquitectura y el arte moderno para crear colecciones con una geometría muy femenina, expresada a través de líneas limpias y siluetas escultoras. Dieron vida a esta marca en 2016, y su primera colección estaba formada por piezas depuradas, en plata y chapadas en oro, bajo la inspiración de las obras de artistas como Le Corbusier, Alberto Giacometti y Cini Boeri.

En Agmes, cada joya es hecha a mano localmente en Nueva York, a partir de metales preciosos, para convertir cada pieza en reliquias modernas con un sentido de la atemporalidad. Durante el proceso de producción, utilizan -casi siempre- metales reciclados, intentando que ningún metal se desperdicie.

Legier Bierdeman

Con sello californiano y con una imagen totalmente diferente a la que puedas imaginarte, las joyas de Legier recrean, a partir de gemas, la viva imagen de la vida en California. Su pieza más aclamada es un anillo sello, en diferentes versiones unisex y para el que emplea piedras veteadas y rocas procedentes de California y el suroeste de EE.UU, que, engastadas en biseles redondos, rectangulares o cuadrados, son casi pinturas en miniatura.

Esta diseñadora dio el salto al diseño de joyas en 2015 y sus referencia visuales nacen del movimiento artístico del land art de los años 60 y 70 y del postminimalismo. Legier utiliza geometrías limpias para resaltar las formas sublimes de la naturaleza, intentando que cada pieza tenga un equilibrio entre lo orgánico y lo inorgánico, lo abstracto y lo concreto, lo femenino y lo masculino. 

Sophie Buhai

Si algo nos ha conquistado de Sophie es su gran colección de aros, en diferentes formas y tamaños que invitan a ponérselos para no volver a quitarlos nunca.

Sophine Buhai vive y diseña en Los Angeles, y graduada en la Parsons School Design, crea su marca en 2015 para romper con todos los estereotipos, renovando la tradición modernista de la plata esterlina, dando énfasis a las siluetas esculturales. Cada joya está hecha a mano en Los Angeles y escapando de las tendencias.

Deja un comentario