Sucesos

El Rolex Daytona de Paul Newman ya tiene nuevo dueño

Paul Newman

Se ha subastado por el importe más alto pagado hasta hoy por un reloj de pulsera. 

El Rolex Daytona que Paul Newman recibió como regalo por parte de su esposa se vendió el jueves pasado en una subasta en Nueva York. Considerado el reloj más costoso de la historia y esperando que alcanzara un valor mínimo de 10 millones de dólares, este reloj se ha convertido en el más famoso de todos.
Finalmente el Rolex utilizado por el actor Paul Newman en la década de los 60 se vendió por 17, 8 millones de dólares, más de lo esperado, el importe más alto pagado hasta hoy por un reloj de pulsera.
Un comprador anónimo hizo la puja definitiva tras 12 minutos de disputa en la casa Phillips, que ofrecía a licitación medio centenar de “relojes legendarios del siglo XX” entre los que destacaba el “icónico, altamente atractivo e históricamente importante” cronógrafo que lució Paul Newman en su muñeca durante años.


Probablemente comprado en 1968, Joanne Woodward eligió este modelo 6239 con una esfera ‘exótica’, como un regalo para Paul Newman cuando su pasión por el deporte del motor comenzaba“, explica la firma de subastas.

Cuando llevaban diez años casados, Newman y Woodward rodaron la película “Winning” (1969), lo que les hizo atravesar un bache debido a la afición que conducir coches de carreras despertó en él. No obstante, en una muestra de apoyo, la actriz le regaló un Rolex Daytona con un mensaje grabado detrás: “DRIVE CAREFULLY ME”.

Ese “Conduce con cuidado, yo“, en inglés y en mayúsculas, añade el toque sentimental al famoso reloj, que Newman regaló en 1984 a su consignatario, James Cox, quien salió durante años con la hija de los actores, Nell Newman y hoy es tesorero de la fundación en su nombre.

Paul me preguntó qué hora era para ajustar su reloj. Le respondí: ‘No lo sé, no tengo un reloj’. Estaba claramente sorprendido. Así que dijo: ‘Toma, toma un reloj. Si lo ajustas, da la hora muy bien“, señaló Cox a The Wall Street Journal.

El cronógrafo de acero inoxidable y pulsera de piel de cocodrilo se subastaba por primera vez, acompañado de una foto y una carta sobre su procedencia firmada por la hija de los actores. Parte de los beneficios irán destinados a su fundación y a la de su padre, ambas filantrópicas.

El anterior récord alcanzado en una subasta por un reloj de muñeca lo ostentaba un Patek Philippe que se vendió en noviembre por 11 millones de dólares, y el máximo hasta ahora por el que se había licitado un Rolex era 5 millones, en mayo, ambas ventas hechas en Phillips.

Deja un comentario