Premios

Representación joyera en los Premios Nacionales de Artesanía 2016

Los Premios Nacionales de Artesanía, convocados anualmente, han alcanzado este año su undécima edición.

En el mediodía de ayer se celebró la entrega de los Premios Nacionales de Artesanía 2016, en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, presidida por la secretaria general de Industria y de la PYME, Begoña Cristeto. Han estado también presentes la secretaria general de la Escuela de Organización Industrial (EOI), Isabel Moneu, y el director general de Industria y de la PYME, Mario Buisán.

Los Premios Nacionales de Artesanía han alcanzado este año su undécima edición. Son convocados anualmente por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de la Escuela de Organización Industrial (EOI) y su cátedra Fundesarte. Su objetivo: contribuir al desarrollo y la competitividad de las pymes del sector artesano, así como incentivar en ellas la innovación, el diseño y su capacidad de adaptación al mercado.

En esta edición se han registrado 80 candidaturas procedentes de toda España para las cinco categorías a concurso: Premio Nacional de Artesanía al conjunto de una obra consolidada; Premio Producto al mejor producto o colección de los últimos dos años; Premio al Emprendimiento al emprendedor o empresa destacada por la introducción de nuevos conceptos en el sector; y Premio Promociona en una doble vertiente, para entidades públicas y privadas que contribuyan de forma destacada a la promoción de la artesanía.

Las candidaturas recibidas abarcan una gran variedad de sectores, con especial representación de  joyería y bisutería (15 candidaturas), cerámica (14), textil (12), madera (8) y piel y cuero (6). Por su parte, las comunidades autónomas con más representación en estos galardones son Andalucía, Galicia, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid.

Entre los finalistas se encontraban conocidos como la firma barcelonesa Koetania, Obradoiro Martina, la Fundación Centro Galego da Artesanía e do Deseño, el Col·legi Oficial de Joiers, d’Orfebres, de Rellotgers i de Gemmòlegs de Catalunya (Escola JORGC) y el Centre Artesanal de Menorca.

Ayer se desveló el ganador, siendo el luthier granadino Daniel Gil de Avalle quien ha recibido el Premio Nacional de Artesanía 2016, dotado con 7.000 euros, al conjunto de una obra consolidada.

Ubicado en el Realejo, corazón del histórico barrio judío de Granada, el taller de Daniel Gil de Avalle está especializado en la construcción, montaje, mantenimiento, restauración y colección de instrumentos de cuerda frotada y pulsada. A través de la recuperación de instrumentos históricos, Gil de Avalle contribuye al estudio y custodia del patrimonio y la cultura musical. El jurado ha valorado su trayectoria en una profesión artesanal ancestral sin introducir la producción en cadena, anteponiendo y preservando la calidad y valor único del producto. Ha destacado, igualmente, su carácter proactivo y su búsqueda permanente de sinergias con otros sectores.

Premios Nacionales de Artesanía

Premiados en otras categorías

El Premio Producto ha sido entregado a Yukiko Kitahara, ceramista de origen japonés afincada en Gelves (Sevilla), que comercializa sus productos a través de la marca Taller Kúu.

El madrileño Diego Apesteguia se ha llevado el Premio al Emprendimiento por su recuperación de técnicas y estilos clásicos en la rotulación de comercios de calle, haciéndolas compatibles con nuevas tendencias técnicas y artísticas.

El Premio Promociona para Entidades Privadas ha recaído en la Associació de Ceramistes de Catalunya por la exitosa organización del 47º Congreso y Asamblea General de la Academia Internacional de Cerámica (AIC), del 12 al 16 de septiembre de 2016.

Por su parte, la Fundación Centro Galego da Artesanía e do Deseño ha recibido el Premio Promociona para Entidades Públicas por su proyecto “Enredadas”, dirigido a las rederas gallegas, para que diversifiquen su actividad creando nuevos productos en colaboración con otros sectores, como el diseño, la moda, la bisutería y los complementos.

Un sector sólido que representa el 2,4% del PIB industrial

La importancia de la artesanía no radica sólo en su incalculable valor cultural y artístico. Es también un sector consolidado de la economía española, que representa en torno al 2,4% del PIB industrial y un 0,4% del PIB total. Así se desprende del estudio ‘Situación de la artesanía en España. Informe de competitividad y principales variables económicas’, primer análisis elaborado en España desde 2010.

Este informe, dirigido por el Gobierno de España a través de la Escuela de Organización Industrial (EOI) y su área de promoción de la artesanía, Fundesarte, concluye también que la competitividad del sector artesano español se ha incrementado en los últimos cuatro años, pese al descenso en el número de empresas y puestos de trabajo provocado por la crisis.

Otro dato alentador es que, en este periodo de tiempo, su competitividad se ha incrementado de forma muy notable. En este sentido, hay que destacar la apuesta de los artesanos por la innovación y la incorporación de las TIC a su actividad, así como por la cooperación intra e intersectorial y por una mayor orientación de sus procesos hacia la comercialización del producto.

Deja un comentario