La Pluma de Pedro Pérez

Es momento de dar un servicio “premium”

El comercio online está en rampa de despegue, pero a punto de tomar altura de crucero. Recordemos que el comprador busca precio, oferta, promociones, y sobre todo una incorporación o factor muy importante, darse un capricho.

Tal como está el escenario hoy el cambio más importante a tener en cuenta ha de ser vender mejor, sin dejar de vender barato, pero con mucha implicación emocional con el cliente. También es importante demostrar que la experiencia en la compra ha de ser la esperada.

La conexión del online y el offline es cada vez más necesaria. Los que quieran seguir siendo relevantes han de estar marcados por las nuevas tecnologías. El no tener en cuenta las nuevas tecnologías es tanto como condenar a fracaso cualquier estrategia. La digitalización y los cambios de comportamiento son los dinamizadores en el comercio actual.

El formato de hoy es la compra por proximidad y la compra por internet. En Reino Unido la venta online ya representa un 69% del total y cada día es mayor su crecimiento. Antes se compraba de forma planificada, hoy se compra en base a la respuesta inmediata o a las emergencias imprevistas. Los cambios de hábitos, las nuevas relaciones y prioridades, los factores demográficos afectan a una compra menos planificada pero más ejecutada. Tenemos que ayudar al cliente a encontrar la innovación.

Y lo que es más importante. Hay que alcanzar un consenso entre el productor y distribuidor para llegar al final de la cadena en una sintonía total. Eso produce confianza. Zara es el mejor ejemplo que tenemos en estos momentos. No puede haber eslabones débiles en la cadena. Y todos han de estar bien soldados para que esta no se rompa.

Los que innovan y afrontan nuevos retos suelen obtener trayectorias positivas. Las variaciones en los gustos del consumidor suelen tener más que ver con los formatos que con los mismos productos en sí. Los productos con acabados “premium” suelen ser bien acogidos por el consumidor final. Nuestro sector ha de pasar por un importante proceso de innovación, capacidad y rapidez de producción, y su puesta en escena inmediata, pero con un mejor precio y más estilo ante esa puesta en escena.

Hoy hay que saber llamar la atención con un buen packaging, y si además añadimos una excelencia en el producto conseguiremos una repetición en la compra. Pero lo que sin duda es trascendental es prever las gestiones con la vista puesta en mañana y pasado mañana.

Deja un comentario