La Pluma de Pedro Pérez

Algo diferente y diferenciador

Es muy importante crear nuevas estrategias que satisfagan necesidades antiguas, pero de forma distinta, contando con un apoyo en distribución y que el mercado vea todas las innovaciones…

Hay que competir con muchos frentes, y muy en especial con el low-cost. La clave es ofrecer algo diferente y diferenciador. No hay otro camino. El on line está presente; pero el cliente ha de saber que la tienda física es el lugar de relación y atención más personalizada.

Nuevas líneas de productos y muy diferenciados harán pasar al comprador otra vez por las tiendas. La nueva realidad de los establecimientos ha de basarse en la fidelización y la calidez de trato. El comercio on line es muy frío.

El punto de venta también ha de ser consciente en el uso de las nuevas tecnologías. Sin ellas se quedaría rezagado. Hoy el consumidor está hiperinformado, pero por muy distintas fuentes que no siempre son objetivas y veraces.

Es muy importante crear y ofrecer productos en el omnicanal a precios justos, con mucha variedad de surtido, con muchas campañas de fidelización y experiencia en compra.

El reto es crear productos para cada consumidor, personalizados en función de sus necesidades. El nuevo consumidor se ha vuelto muy exigente y reclama estrategias de fidelización inmediata muy segmentadas y muy personalizadas.

Innovar es ir hacia la excelencia y la competitividad en todos los campos, ya sean de producción o distribución.

La información hay que saberla tratar y convertirla en tácticas efectivas de venta, de fidelización y, por qué no, de negociación con proveedores. Nadie será inmune a la reorganización que se está produciendo, y la tenemos que tener presente en nuestro día a día.

Vivimos de marcas y en ellas hay que tener muy presente valores como decir la verdad, comprometerse, ser coherente y sostenible. Fabricación y distribución han de compartir recursos , analizar la información, optimizar y ser eficientes.

Muchas empresas y marcas activan las ventas con las promociones. La promoción es una herramienta clave para activar la fidelidad, pero estas promociones han de ser atractivas y rentables.

El mercado nuestro ha crecido, Pero aunque se crea que incrementando la búsqueda de precios bajos se avanza muy deprisa, hay que hacer fácil la compra. La reducción de tiempo desde la producción a la venta es clave esencial.

El establecimiento necesita más profesionalización. El cliente se fideliza por la confianza en buenos profesionales. También la visibilidad del producto en tienda tiene que hacer mostrar una actitud positiva hacia el comprador.

Los modelos empresariales necesitan un claro ajuste. Llega la generación nueva a la que llamamos Z. Ella hablará y nosotros escucharemos. La realidad del e-commerce es imparable y cambia de manera trascendental las reglas del juego y de mercado.

Pasamos del local, lineal, al mercado global. Estamos ante una cuarta revolución industrial. Hay que aumentar exponencialmente la capacidad de innovar dando un vuelco a la inteligencia artificial, internet, la robótica, la nube, el big-data… Hacer que se conozcan e interactúen.

Deja un comentario