Entrevistas

“Obaku es una marca potente con la que buscamos construir resultados estables”

Naresh y Suresh Daryanani, distribuidores de la marca danesa en España.

Dos hermanos canarios de origen indio llevan cinco años con Obaku en el mercado insular, y dos en la península; además de ser dueños de Namaste Watch Group, de larga tradición en el sector. Su entusiasmo por la marca se comunica al instante, y es que tienen en sus manos unstorytelling precioso que combina la estética danesa con el espíritu zen, y unos relojes que enamoran por su diseño. Nacidos a mitad de la década de los 60, en lo que se llama la generación del “baby boom” española, Naresh y Suresh reciben de su familia la herencia y una lección siempre presente en su forma de hacer negocio: “Ganar dinero es importante, pero ser correcto y hacer las cosas bien lo es mucho más”. Muy involucrados con Canarias, donde han nacido sus hijos, dicen que Tenerife “es nuestra tierra… Que suerte vivir aquí…”, recordándonos a más de un peninsular que las islas pertenecen también a nuestro corazón, aunque sea una hora antes.

Hablennos de sus orígenes…

Nuestra familia proviene de India, conocemos el sector de toda la vida, somos la segunda generación, Nuestro padre llegó a Canarias en el año 61, vino a trabajar, a buscarse la vida. En el 66 se independiza y decide entrar en relojería. Montó tiendas y empezó a tener distribuciones de Suiza solo en Canarias. En concreto Bulova y Solvil et Titus…. En los años 70 Titus fue adquirida por capital asiático y ahora solo la distribuyen para Hong Kong. Diríamos que, en un símil, es el Lotus o Viveroy en España. Bulova es la marca con la que crecimos y la que tenemos en el corazón…

Nuestro padre levantó la empresa con sus cinco hermanos, y estuvieron juntos hasta al final. De alguna manera la segunda generación seguimos ligados. El legado que nos han dejado fue muy importante para nosotros. Debemos mucho a ser y formar parte de la familia Darya- nani. Nos acordamos siempre de esta lección familiar que nos trans- mitieron: “Ganar dinero es importante, pero ser correcto y hacer las cosas bien lo es mucho más.”

¿Y su relación con Obaku? ¿Cuándo se inició?

Comenzamos a trabajar hace cinco años con Obaku, solo en Canarias, y en la península hace dos. Saltar a la península fue un tema muy discutido, no era una decisión fácil, pero la pasión nos pudo. Nos animamos viendo el resultado obtenido en el mercado insular y siempre hubo ese afán de cómo crecer. Es verdad que nos lanzamos con una empresa desconocida y una marca todavía virgen en España en un momento de crisis, pero, ¿por qué no probar? Además contábamos con el apoyo incondicional de la compañía. Gracias a Dios aquel paso ya está dando sus frutos desde hace seis meses. Sabemos que tenemos un camino muy largo, con resultados positivos hasta la fecha. De momento es toda una inversión, la cuenta de resultados mejor no verla, (sonríen).

¿Cómo surgió el encuentro con la familia responsable de Obaku?

A la familia Arvin la conocemos desde hace muchos años como proveedores, ya que tenían la licencia de relojes Barbie. Son fabricantes -Obaku es una marca directamente relojera y le podemos decir que trabajan para muchas de las marcas que exponen aquí en Baselworld. La relación personal se mantuvo hasta que nació Obaku y nos llamaron, pero no empezamos a trabajar con ella hasta cinco o seis años después… Es entonces, cuando el modelaje hizo “click”, que entramos en escena. En Obaku hay filosofía, un saber estar… responde realmente al “Feel the moment” que es su lema. Al crear un reloj, un nuevo diseño, cada elemento de la empresa opina. Realmente los diseñadores son como de la familia, están en la casa y viven la casa.

¿Y qué nos pueden contar sobre Namaste, su marca propia?

Realmente empezó con nuestros padres, con un nombre que tiene un significado de origen hinduista, el saludo verbal “Namaste” con las manos en plegaria, una filosofía muy espiritual. ¡Fíjese lo que es el destino! Nos hemos unido dos empresas compartiendo una visión, unos sentimientos… Al igual que Obaku, que fusiona la filosofía zen asiática con la tradición del diseño danés clásico.

Con Namaste son ya 31 años. En Canarias existe un conocimiento importante de la marca. En su origen el reloj clásico de 1.000 pesetas al que dimos todo un giro en el año 92, cambiando la estrategia comercial de marca y entrando en joyerías.

¿Qué dicen sus clientes de Obaku?

Hablamos mucho con nuestros puntos de venta y nos transmiten que Obaku tiene algo, un espíritu que otras marcas no tienen. Los clientes lo ven, se paran en los escaparates… y preguntan. En esta trayectoria estamos haciendo una buena cuota de público que ya empieza a valorar la marca.

¿Cómo viven y entienden la relación con el joyero?

La relación con el joyero es muy cercana. Los joyeros nos respetan, el trato es muy personal. Intentamos mimar a los clientes, conocerlos a todos. Como disfrutamos de nuestro trabajo, cultivar este trato nos gusta… La frialdad en un negocio, pues no… Lo decimos de corazón, para nosotros a cada cliente se le atiende de la misma manera, venda más o menos. Muchas veces olvidamos lo que le cuesta a la pequeña tienda mantenerse con novedades; no es lo mismo que una cadena. Por tanto creemos que todos tenemos nuestro puesto y debemos tener nuestro espacio en el sector y en la economía.

Entrevista completa en nuestro último número de Contraste.

1 Comentario

  • buenos dias:
    todas las marcas que trabaja Namaste Watch Group son espectaculares, y a la vez de muy buena calidad, y como personas aún mejor, les deseamos mucha suerte, os lo merecéis.
    saludos cordiales. J. luis.

Deja un comentario