Metales

¿Sabrías como distinguir un diamante de un sintético?

La gente busca desde hace tiempo, otros materiales que exhiben las mismas propiedades de una gema a precios considerablemente más baratos. 

El diamante es la principal piedra preciosa existente, y aunque la gama de piedras disponible es amplia, otras tres son también importantes en el negocio de la gema: el rubí, el zafiro y la esmeralda. Con su belleza, durabilidad y rareza las piedras preciosas tienen un gran poder de atracción para la humanidad y su gran valor y propiedades excepcionales han significado que la gente busque, durante mucho tiempo, otros materiales que exhiben estas mismas propiedades a un precio considerablemente más barato.

Hoy en día, los dos simulantes de diamantes más importantes son Cubic Zirconia y Moissanite sintético. El Cubic Zirconia (CZ) es visiblemente difícil de detectar, pero existen unos métodos que uno puede utilizar fácilmente para saber así si cierta piedra es una CZ y no un diamante natural.

¿Cómo identificar un CZ?

Debido a su menor grado de dureza, y como resultado del desgaste diario como joya, el CZ muestra rápidamente daños externos. Esto puede ser una señal de que uno no está tratando con un diamante natural.

Mirando una línea a través del plano de una mesa, en un diamante brillante dicha línea es muy difícil o imposible de ver, debido al índice de refracción del diamante. Si, por otra parte, uno mira a través de un CZ, la línea es claramente visible y, aunque esto sólo sea válido en piedra no montadas de corte brillante, no para cortes de fantasía, es una prueba más para saber que tipo de piedra estamos tratando. Por eso, si la línea es claramente visible, no estamos ante un diamante natural, pero si la línea es difícil de apreciar, puede ser que estemos ante un diamante natural.

Además, un Cubic Zirconia puede distinguirse fácilmente del diamante, ya que su conductividad técnica es muy baja.

diamante

diamante

diamante

¿Cómo identificar Moissanite sintético?

Desde ciertos ángulos de visión, se encuentra una doble refracción en un Moissanite sintético. Esta doble refracción es visible a través de la corona con una lupa de 10x y ciertamente con un microscopio. Esta característica siempre está presente en un Moissanite sintético (así como en otros simulantes), y por lo tanto es el mejor método para demostrar que no se trata de un diamante.

Con frecuencia – pero no siempre – hay otras características extrañas en un Moissanite Sintético, tales como largas inclusiones en forma de aguja blanca, visibles a través del pabellón o una mesa.

 

Fuente: HDR Antwerp

Deja un comentario