Eventos

Breguet adquiere un cronógrafo de los años 60

Breguet completa su colección de piezas antiguas con este cronógrafo type XX

El Museo Breguet y su presidente, Marc A. Hayek, han anunciado la adquisición de un espléndido cronógrafo Type XX de 1967. Esta pieza, excepcionalmente conservada, nos recuerda el estrecho vínculo de Breguet con la aviación, un vínculo que dio origen a la colección de relojes contemporáneos Type XX. Se vendió en Nueva York el jueves 26 de octubre durante una subasta Phillips dedicada a 50 modelos emblemáticos del siglo XX.

El éxito de la Casa Breguet radica, en parte, en su capacidad para reinventarse constantemente. Por supuesto, el oficio puramente relojero es el alma de la marca, pero los intereses de los descendientes de Abraham-Louis Breguet a veces han ido mucho más allá, al igual que los de Louis Breguet.

Con el fin de perpetuar el genio de su tatarabuelo, en 1907 se lanzó a la conquista del aire. Louis Breguet no tardó en labrarse una reputación en este ámbito gracias a diversos inventos destacables como el giroplano, antepasado del helicoptero, o el famoso Breguet XIV, un avión biplano. Paralelamente a la actividad aeronáutica de la compañía de aviación Louis Breguet, la casa relojera Breguet diseñó mecanismos de cronógrafos para los cuadros de instrumentos de las cabinas y comenzó a fabricar relojes para los aviadores.

Breguet

Así fue como, en 1935, desarrolló sus primeros cronógrafos de muñeca. Unos veinte años más tarde, Breguet lanzó la producción del Type XX por encargo de las fuerzas armadas francesas; el célebre cronógrafo equiparía a las fuerzas aéreas y aeronáuticas francesas hasta principios de los 80. Fue tal el interés por estos modelos que la Casa acabó fabricando una versión para civiles. Estos modelos, que podían o no estar equipados con un totalizador de horas, incluían siempre la función flyback, así como ligeras variantes (lunetas giratorias, remontoir, esferas) para el disfrute de los coleccionistas.

El cronógrafo Type XX que la Casa acaba de adquirir pertenece a la primera generación de estos relojes. Se caracteriza por su caja de acero cepillado y sus asas de brazalete ligeramente curvadas. La caja de 38,5 mm acoge una esfera en tonos marrón oscuro sobre la que se ubican unas agujas y números arábigos luminiscentes. Esta pieza, producida en 1967, se vendió inicialmente el 26 de enero de 1968.

Esta nueva adquisición enriquece la amplia colección de relojes antiguos de la marca que se exhiben en sus museos de París y de Zúrich, así como en su sucursal de Shanghái.

Breguet

Deja un comentario