Empresa

Richemont se plantea la compra de la joyería italiana Buccellati

Buccellati se caracteriza por una estetica de diseño atemporal y una artesanía refinada.

El grupo Richemont, dueño de Cartier, estaría considerando la compra de la joyería italiana Buccellati al grupo chino que la adquirió en 2017, señaló este lunes un diario italiano.

Buccellati, enseña milanesa conocida por sus diseños en forma de encaje, fue comprada por el grupo chino Gansu Gangtai, en un acuerdo estimado en 270 millones de euros, incluyendo la deuda.

El suplemento de economía del lunes del periódico Corriere della Sera dijo que la compra está presentando dificultades debido a las restricciones de inversión en el extranjero introducidas por el gobierno chino. Gansu Gangtai había planeado invertir 200 millones de euros para desarrollar Buccellati.

El periódico indicó que el banco Merril Lynch se había puesto a trabajar en la venta de Buccellati, que había atraído no solamente el interés de Richemont, sino del grupo de inversión catarí Mayhoola.

Richemont prefirió no dar declaraciones. Mayhoola tampoco tiene comentarios que dar. Fuentes de la agencia Reuters señalaron en 2016 que Richemont estaba en conversaciones exclusivas para comprar participaciones mayoritarias en Buccellati al fondo de acciones italiano Clessidra.

Buccellati se caracteriza por una estetica de diseño atemporal y una artesanía refinada. El impecable deseo de la casa por crear objetos de rara belleza, ha establecido su estilo distintivo e inimitable, y lo ha alejado del resto de sus competidores.

Junto con su distinguida herencia milanesa, Buccellati se ha hecho famoso por su estilo sutil pero distintivo que evoca el glamour del pasado y sigue siendo relevante en el mundo moderno.

Deja un comentario