Empresa

Richemont lanza su primera marca propia de relojería

La firma es un spin-off de Baume&Mercier, la firma del grupo fundada en 1830.

Richemont, el conglomerado suizo de lujo, dueño de marcas como Cartier, Chloé y Van Cleef and Arpels, amplía su cartera y se mete en la conquista de un público más joven con el lanzamiento de su primera marca propia de relojería.

Richemont lanza su primera marca propia. El conglomerado suizo de lujo, dueño de marcas como Cartier, Chloé y Van Cleef and Arpels, acaba de lanzar Baume, una firma de relojería más asequible y que emplea materiales eco para conquistar a un público más joven. La firma es un spin-off de Baume&Mercier, la firma del grupo fundada en 1830.

Los artículos de Baume emplean aluminio para las esferas, mientras que las correas están fabricadas por materiales naturales o reciclados como corcho, algodón, lino o plástico PET, según WWD. La marca cuenta por ahora con dos colecciones: Iconic series, cuyos precios comienzan en 1.100 dólares (919,5 euros) y Custom timepiece, el importe de cuyos productos oscila entre 560 dólares y 630 dólares (468,1 euros y 526,6 euros).

Puede encontrar otras marcas ofreciendo personalización, diseño, buenos precios y sostenibilidad, pero la combinación de todos estos elementos es la que nos hace especiales”, ha explicado Marie Chassot, directiva al frente de Baume.

Desde el pasado abril, Baume&Mercier está pilotada por Geoffroy Lefebvre. El directivo, hasta entonces al frente de Jaeger-leCoultre, sustituyó en el puesto a Alain Zimmermann, quien fue ascendido como director de ecommerce de Richemont, cargo de nueva creación.

Richemont está a las puertas de cerrar la compra de Yoox Net-a-Porter. El grupo comunicó el pasado 9 de mayo al órgano regulador de la bolsa de Milán la aprobación de la adquisición del capital que actualmente no controla de Ynap.

La compañía cerró los nueve primeros meses de su ejercicio (finalizado el 31 de diciembre) con un alza de la facturación del 6,7%, hasta 8.724 millones de euros. Por categorías de producto, las marcas de joyería lideraron el crecimiento de Richemont con un ascenso del 10,9%, hasta 4.992 millones de euros. Por otra parte, la división que incluye las marcas de moda y accesorios de la empresa (Chloé, Azzedine Alaïa y Lancel) estancó sus ventas en 1.424 millones de euros.

Fuente: Modaes

Deja un comentario