Novedades

El icónico reloj de Chopard que rinde homenaje al amor

Con Happy Sport Caroline Scheufele ha inventado mucho más que un reloj: ha creado un nuevo medio de concebir el tiempo.

Chopard se caracteriza por haberse convertido en un auténtico maestro del arte de conjugar el amor en todos los tiempos, haciendo de la felicidad, la alegría de vivir, los sentimientos y las emociones su terreno de expresión favorito. Así es que, como patrocinador oficial del Festival de Cannes desde 1998, este año la Maison ha elegido como hilo conductor de sus actividades en Cannes el tema Love.

Un mensaje universal que es muy importante para Caroline Scheufele, copresidenta y directora artística de la Casa, y que ha inspirado una nueva versión de la colección de relojes Happy Sport.  Editado en dos series limitadas, de 250 piezas para la versión de acero con bisel pulido y 150 piezas para la versión engastada de diamantes, este nuevo reloj sigue dando rienda suelta a los diamantes móviles que dan vueltas sin cesar sobre su esfera de nácar azul marcada con las letras LOVE. Este reloj, que tiene un nombre muy acertado, Happy Love, es un nuevo icono al que ya adoramos desde este mismo instante. 

Happy Sport rinde homenaje al amor

Con Happy Sport Caroline Scheufele ha inventado mucho más que un reloj: ha creado un nuevo medio de concebir el tiempo. Ya no nos miramos la muñeca para ver la hora, sino para disfrutar del lujo de observar a los diamantes libres que se emancipan en una coreografía que se renueva sin cesar. Como si de un paréntesis encantado se tratara, los relojes Happy Sport embellecen un instante que tiene lugar fuera de este mundo y de sus limitaciones: la extraordinaria libertad de desconectarse para disfrutar de un espectáculo inédito.

Con Happy Love los siete diamantes móviles están invitados a continuar con su alegre baile en una esfera de nácar azul que difunde un mensaje de universalidad, unas vibraciones eminentemente positivas: LOVE. Las cuatro letras están alegremente coloreadas y estilizadas al estilo de una pintada de street art, añadiendo un toque de color a este reloj decididamente contemporáneo que no ha cesado de reinventarse en más de un cuarto de siglo de existencia. Un detalle suplementario es la letra O, que se ha trabajado cuidadosamente en forma de corazón: una referencia directa al símbolo fetiche de Chopard, la Casa del Gran Corazón.  

Chopard
Happy Sport, un icono relojero

En 1993, inspirándose en el espíritu de la época, Caroline Scheufele imaginó un reloj deportivo basado en una asociación inédita y explosiva – el acero y los diamantes. En un arranque de audacia sin precedentes había creado el Happy Sport. Fiel al espíritu de los Happy Diamonds, que aparecen sobre su esfera, dando vueltas como estrellas del ballet en variación libre, entre dos cristales de zafiro, el Happy Sport se convirtió rápidamente en un icono de la Casa y de la relojería femenina. A lo largo de sus más de 25 años de existencia se ha presentado en más de mil versiones que son el testimonio de la generosidad creativa de Chopard.

Deja un comentario