Premios

El Gran Premio de Relojería de Ginebra homenajea a Jean-Claude Biver

El jurado anunció la entrega del Premio Especial del Jurado a Jean-Claude Biver.

El pasado 9 de noviembre fue revelada la lista de premiados de la 18ª edicion del Gran Premio de Relojería de Ginebra, durante una ceremonia celebrada en el Théatre du Léman en Ginebra.

Para concluir esta ceremonia, el jurado, compuesto por personalidades internacionales de la industria relojera (coleccionistas, relojeros, periodistas…) anunció la entrega del Premio Especial del Jurado a Jean-Claude Biver, por su carrera y su destacada contribución a la industria relojera suiza. Aurel Bacs, Presidente del Jurado, entregó el premio a Jena-Claude Biver, citando al propio Jean-Claude Biver, “¡Todo lo que necesitas es amor!“.

44 años y probablemente esta es la noche más emocionante“, dijo el señor Biver, muy emocionado después de recibir la ovación de los asistentes. Jean-Claude Biver dijo que, pese a ser el único depositario de este premio, este homenaje también pertenecía a su “guardia personal“, a quienes han trabajado con el a lo largo de su carrera y gracias a quienes ha podido “escalar hasta la cima de la montaña“.

Jean-Claude Biver, nacido en Luxemburgo, se mudó a Suiza con su familia cuando tenía diez años. Después de estudiar en Lausanne, se estableció en el Valle de Joux. La época que pasó en el Valle de Joux, cuna de la alta relojería, tuvo un impacto decisivo en su vida. Después de múltiples experiencias en campos como el marketing, el desarrollo comercial y de producto, que le permitieron adquirir un profundo conocimiento del arte de la relojería, Jean-Claude Biver desarrolló aún más su pasión por la relojería y los relojeros. Junto a su amigo Jacques Piguet, Mr. Biver compró la marca Blancpain, que había estado inactiva desde 1961, revivieron y desarrollaron la compañía antes de venderla en 1992 al Grupo SMH (para convertirse más tarde en el Swatch Group).

Como miembro del Comité de Dirección de Swatch Group, asumió el control de marketing y desarrollo de producto para Omega, aquí nuevamente creando un dinamismo extraordinario. A finales de 2003, decidió tomarse un año sabático, pero, como hombre de acción, cambió de opinión rápidamente para asumir el liderazgo de una pequeña empresa fundada en 1980: Hublot Ginebra. En 2004, como CEO, decidió centrarse en el producto original de Hublot y desarrollar un nuevo concepto para la marca: “El Arte de la Fusión“. De hecho, en 1980 fue Hublot el primer relojero en crear un reloj que fusionaba diferentes materiales, combinando oro y caucho. Dedicando a la marca toda su experiencia y talento en marketing, en abril de 2005, en tan sólo un año, logró la hazaña de lanzar un cronógrafo revolucionario: el Big Bang. Hublot recibió una inyección de extraordinario dinamismo, garantizando un crecimiento excepcional y permitiendo que la marca se convirtiese en parte del Grupo LVMH en 2008.

Biver continuó implementando su estrategia: “Hay que ir allí donde se encuentran los clientes potenciales“. Esta estrategia le convirtió en el primero en llevar una marca de lujo al mundo del fútbol, creando el servicio de televisión en línea Hublot TV. Siempre evolucionando, situándose a la vanguardia de los nuevos avances en tecnología y la investigación fundamental de nuevos materiales.

En enero de 2014, Biver fue nombrado Presidente de la División de Relojería del Grupo LVMH y supervisó las empresas Hublot, TAG Heuer y Zenith. Con el fin de reforzar las sinergias entre las diferentes marcas y fiel a su filosofía de entender y participar antes de actuar, en diciembre de 2014 se hizo cargo de la Dirección Ejecutiva de TAG Heuer.

Bajo el impulso de Biver, TAG Heuer ha experimentado la creación de nuevos modelos que encarnaban el renovado enfoque del “lujo asequible”, sin comprometer la artesanía relojera. Entre otros modelos, el cronógrafo Carrera Heuer-01 (con una nueva caja modular inteligente) y el cronógrafo automático Carrera Heuer-02T Tourbillon COSC fueron creados gracias a la reorganización y reorientación de la Manufactura en Suiza, que abarca movimientos, cajas y esferas. Biver también fue el primero en introducir a la marca en el mundo de los relojes conectados, con el TAG Heuer Connected presentado en 2015. Con su compromiso y su visión, Biver ha encarnado a la perfección el lema #DontCrackUnderPressure, convirtiéndolo en una verdadera forma de pensar.

En septiembre de 2018, después de esta excepcional carrera que abarca más de 40 años en la relojería, Jean-Claude Biver decidió, de acuerdo con el Grupo LVMH, renunciar a sus responsabilidades operativas y asumir el papel de Presidente No Ejecutivo de la División de Relojería de LVMH.
page2image18016384