Novedades

Celebrando el 25º aniversario del calibre de cuarzo Grand Seiko 9F

Hoy se puede afirmar categóricamente que el Calibre 9F es el reloj de cuarzo de mayor rendimiento del mundo.

En 1988, el equipo Grand Seiko fabricó un nuevo calibre de cuarzo que era digno de los altos estándares que demandaban los seguidores de la marca. En ese momento, se estaban logrando rápidos avances en la tecnología de cuarzo, pero la mayoría se centraba en la adición de nuevas funciones. El equipo de Grand Seiko pensó diferente. Decidieron que podían y deberían ir más allá, concentrándose en los elementos básicos simples de precisión y durabilidad, en línea con las ideas que siempre habían inspirado a Grand Seiko.

Se propusieron un nuevo objetivo que colocaría a Grand Seiko muy por delante de cualquier otro reloj de cuarzo. Decidieron que para ser el reloj de cuarzo «ideal», se necesitaba un nuevo calibre que fuera aún más preciso, más duradero y más acorde con la estética de Grand Seiko. Cinco años después, en 1993, se completó el calibre 9F83, el primer calibre 9F. Entregó avances en todos los aspectos. Sus agujas eran tan largas como las de cualquier otro reloj Grand Seiko, el cambio de calendario fue instantáneo y la durabilidad y fiabilidad se mejoraron. El calibre 9F incorporó innovaciones clave como un mecanismo de autoajuste de retroceso para eliminar los temblores del segundero, un sistema de control de doble pulso para brindar una mayor torsión y un protector único para minimizar el riesgo de que el polvo entre en contacto con el tren de engranajes o con el motor paso a paso. No se escatimaron esfuerzos y, aún hoy, se puede afirmar categóricamente que el Calibre 9F es el reloj de cuarzo de mayor rendimiento del mundo.

 

Rindiendo homenaje a un avance histórico en la relojería de cuarzo.

La nueva edición limitada rinde orgullosamente homenaje al diseño de 1993. Su caja y brazalete conservan los suaves contornos del original. Hay, sin embargo, mejoras en el ámbito estético. En línea con el gusto contemporáneo, la caja es un poco más grande, el nombre de Grand Seiko está ahora en la posición de las 12 y la esfera lleva un patrón especial basado en el número del calibre (9F) y en el logo de Grand Seiko (GS), los cuales se repiten por toda la esfera.

Además, sobre el marcador de las 6, se puede apreciar el símbolo tradicional de los relojes de cuarzo, con la estrella de 5 puntas que simbolizan la extraordinaria tasa de precisión de +5 a -5 segundos al año. El emblema del león de Grand Seiko es de oro de 18k y se encuentra en la parte posterior de la caja.

Para los más detallistas, el patrón de la esfera es sutilmente diferente en la posición de 25 minutos; los símbolos 9F (calibre) y 25 (aniversario) se muestran discretamente, en lugar de la combinación de 9F y GS. Este reloj conmemorativo se ofrece en una serie limitada a 1.500 unidades. Estará disponible en mercados seleccionados a partir de abril de 2018.

Deja un comentario