Empresa

60 aniversario de “diamante” de Eleka

Trabajo y esfuerzo han primado en estas seis décadas, palabras que siguen alentando a la tercera generación de la compañía, en la figura de Merche Navarro.

Eleka cumple 60 años con una fiesta por todo lo alto, celebrada el pasado mes de noviembre, coincidiendo con San Clemente. Y es que, que una empresa cumpla tantos años es motivo más que suficiente para celebrarlo. 

Festejar que nuestra empresa ha cumplido sus bodas de “diamantes”, que hace nada menos que seis décadas que Clemente Navarro se aventuró a fabricar en un pequeño taller cuatro modelos de cadenas de oro y plata que en pocos años pasaron a ser más de 200 gracias a su trabajo y esfuerzo“. Dos palabras que, como bien recordaba su nieta, Merche Navarro, han llevado grabadas a fuego desde entonces y las han hecho un distintivo de empresa. Tanto como las siglas que conforman su nombre L y K, Ley y Kilates, estándartes de la marca.

Empresa puntera en la personalización de alianzas

Los trabajadores de la empresa celebraron que son parte de esa historia de Eleka, que ellos son la historia de Eleka porque sin ellos nada habría sido posible. Una empresa que en estos 60 años ha ido evolucionando tanto en tecnología como en producto. Eleka ha sido puntera en muchas de sus decisiones, como el sistema inédito de diseño de alianzas que revolucionó el mercado: un configurador que permite personalizar las alianzas entre miles de combinaciones posibles.

Un configurador que suspuso un hito en el mercado y que animó a la empresa a seguir perfeccionando la web para hacerla más accesible a todos sus clientes. Su máxima: conseguir el mejor producto con la mayor calidad. Algo que no ha cambiado de estas décadas porque, como bien recordaban los empleados más antiguos, “el compromiso Eleka sigue siendo el mismo, la mayor calidad en el mínimo tiempo posible“. 

Clemente Navarro, segunda generación, con su hija Merche

Deja un comentario